Mami, puedo comer esto…?

MAMI, ESTO PUEDO…?

Si tu hijo tiene celiaquía o alguna intolerancia o alergia  alimentaria te sonarán estas palabras, y probablemente se te encoja un poquito el corazón cada vez que las oyes.

Porque tener restricciones alimentarias es duro, y aún más si quien las tiene no eres tú sino tu hijo/a.

Escribo este post primero para acompañarte, para decirte ánimo, sé que no es fácil, y también para darte algunos tips que quizá te ayuden:

1- No te quedes solo, sola. Asóciate, busca otros mamás y papás y otros niños y niñas con restricciones similares. Te ayudará y ayudará a tu hijo/a. No se sentirá tan raro, en esos encuentros no tendrá ni tendrás que vigilar tanto, porque probablemente pueda comer muchas más cosas que en otras fiestas. Compartirás trucos con otras mamás y papás, de cocina, de marcas, de gestión de vida. También verás que no todos los mamás y papás viven la situación igual y esto puede ayudarte a vivir de otra forma esta situación.

2- Intenta poner mucha fuerza en lo que sí puede comer, y con eso haz tu magia. Restringir alimentos no significa renunciar al disfrute, se trata de intentar darle opciones también ricas para que no le cueste tanto renunciar a lo que no puede comer.

3- Explícale. Sin victimizarlo, sin hacerle sentir pobrecito o pobrecita. Los niños agradecen mucho la claridad. Si tú puedes vivirlo mejor, le ayudarás. De hecho ellos a veces lo viven mejor que los adultos.

4- Y sí, la verdad es que además del precio emocional las mamás y papás de estos niños tenéis un plus económico y de gestión de vida. Comprar y cocinar alimentos sin procesar es muy recomendable, pero la vida de hoy en día no lo pone muy fácil, y no digamos las dificultades cuando salís a comer fuera. Cada vez hay más app para ayudaros, tanto a nivel de etiquetas como de establecimientos, y también tenéis mucha información proporcionada por las propias asociaciones. Si la intolerancia o alergia de vuestro hijo/a es muy rara, asóciate igualmente, porque hay cuestiones comunes a todas y porque la realidad que vivís las familias es similar.

5- Por último, busca profesionales que te apoyen. Que te acompañen, que te ayuden en tu día a día como mamá o papá de un niño/a con restricciones alimentarias. Hoy en día no es suficiente una lista con los alimentos que no puede tomar tu hijo, por suerte hay muchos profesionales los que podemos asesorarte en el cómo hacerlo sin sucumbir en el intento: digestólogos y alergólogos pediátricos, nutricionistas especializados y pediatras y enferermeras formados y sensibilizados .

Y tú: ¿cuál es tu experiencia? me encantará recibir tu feedback.

Dra Ana Barbero Sans, Pediatra Familiar